31 de Agosto de 2017

El impuesto del sol en España tiene los días contados

El impulso definitivo a la energía solar

El impuesto del sol en España tiene los días contados

La Unión Europea estaría estudiando una propuesta para ilegalizar este tipo de tasas y en Greenpeace se calcula que con la vuelta de las ayudas uno de cada tres españoles podría producir su propia energía.

Al mismo tiempo que el ministro de energía, Álvaro Nadal defendía el actual sistema de subastas energéticas de España y las medidas que ha adoptado el Gobierno español, la UE planteaba una dirección totalmente diferente. Nadal apuntaba al objetivo de alcanzar una producción de renovables del 20% en nuestro país y subrayó la intención de proseguir con las subastas que den prioridad “al precio más bajo”.

A su vez, el Parlamento Europeo en Bruselas está estudiando una propuesta que pretende aumentar este porcentaje hasta el 35% y pretende ilegalizar algunos impuestos y cargas a las energías renovables.

Este es el caso español donde el pasado noviembre de 2015, el gobierno de Mariano Rajoy, aprobó el conocido como “impuesto al sol”. Esta tasa ha contado desde su aprobación con muchísimas críticas por parte del sector fotovoltaico y las organizaciones ecologistas, así como por la mayoría de la oposición, ya que penaliza el autoconsumo en los hogares españoles.

Según los cálculos de Greenpeace, “con las ayudas necesarias, uno de cada tres españoles podrían producir su propia electricidad en 2050, lo que significaría cubrir hasta la mitad de la demanda eléctrica nacional”.

Por este motivo valoramos positivamente la propuesta que está estudiando la UE y esperemos que pronto se concrete en una nueva directiva que dé un impulso definitivo a la energía fotovoltaica.

Pedidos telefónicos
647 584 110
Proyectos
a medida
Puesta en marcha
Servicio técnico
Profesionales
certificados