31 de Octubre de 2018

El impuesto del Sol, ¡ya es historia!

El PSOE ha tumbado finalmente el polémico “Impuesto al Sol” mediante decreto-ley.

El impuesto del Sol, ¡ya es historia!

El impuesto al sol aprobado en 2015 ya es historia. El Gobierno ha aprobado la batería de medidas urgentes anunciada en los últimos meses por la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera para paliar el impacto de la subida de los precios de la electricidad en los colectivos más vulnerables y para eliminar las trabas al autoconsumo de electricidad.

La eliminación del impuesto al sol es una vieja demanda de los colectivos favorables al desarrollo de las energías renovables. Implantado en el año 2015 por Real Decreto (RD 900/2015de 9 de octubre), el impuesto afectaba a todo usuario que hubiera instalado paneles solares teniendo que pagar por seguir “enganchado” a la red eléctrica; aunque no haga uso de ella y en concepto de costes y servicios del sistema. El impuesto eliminado afectaba incluso a la instalación de baterías para acumular energía; también debían pagar los cargos fijos por la energía almacenada y consumida.

Además de eliminar el impuesto al sol, el Gobierno ha aprobado la suspensión del impuesto a la generación (7%) para reducir las cargas que soporta el recibo de la luz.  La suspensión supondrá una reducción de ingresos de alrededor de 1.200 millones que el Gobierno espera compensar con una mayor recaudación por derechos de emisión de CO2.

¿Podemos desconectar, y no pagar absolutamente nada? 

Ante la gran duda, la respuesta es fácil. Podemos desconectar y no pagar absolutamente nada, sí, siempre y cuando dotemos nuestra instalación de placas solares, con baterías.

Inconveniente, las baterías tienen un coste elevado, tienen una vida útil de aproximadamente 10 años y por último ocupan mucho espacio. 

Si optamos por no instalar baterías, no podemos almacenar el excedente de electricidad. Si no almacenamos el excedente, cuando no se den las condiciones climáticas adecuadas, no podremos consumir electricidad. Por ejemplo, cuando esté nublado y por la noche. Es por ello que muchos aún con renovables necesitan seguir conectados a la red.

Y efectivamente, esa gente que sigue conectada a la red precisamente para seguir consumiendo energía en esos momentos que las placas no dan abasto o directamente por la noche, deberán seguir pagando. 

 

Pedidos telefónicos
647 584 110
Proyectos
a medida
Puesta en marcha
Servicio técnico
Profesionales
certificados